Author Topic: LA PERSECUCIÓN DE RAFAEL CORREA CONTRA EL PERIODISTA FERNANDO VILLAVICENCIO LLEG  (Read 2866 times)

0 Members and 1 Guest are viewing this topic.

Offline mayya

  • Administrator
  • *****
  • Posts: 7874
LA PERSECUCIÓN DE RAFAEL CORREA CONTRA EL PERIODISTA FERNANDO VILLAVICENCIO LLEGA A LA ONU

Incumplimiento de cautelares, espionaje, ataque a libertad de expresión, son las causas

Fernando Villavicencio Valencia, es periodista y escritor ecuatoriano, autor y coautor de más de 10 libros de investigación. Actualmente colabora con los portales de investigación periodística PlanV y Focus. Durante el gobierno de Rafael Correa, Fernando Villavicencio, ha sido víctima de persecución judicial, mediática, política y policíaca. Fue sentenciado por pedir una investigación fiscal sobre la asonada policial del 30 de septiembre de 2010, en que murieron 5 ciudadanos. La CIDH emitió Medidas Cautelares pero fueron desconocidas por Correa. Su vivienda fue allanada violentamente por pedido de Rafael Correa en diciembre de 2013 acusado falsamente de espionaje. Además enfrenta una acción penal del gobierno por haber escrito el libro Ecuador made in China, donde revela negociados con el petróleo ecuatoriano. En julio de 2015 presentó una acusación en contra del gobierno ante la Organización de Naciones Unidas ONU


Denuncia a la ONU

Ignacio Boulín, abogado del Centro Latinoamericano de Derechos Humanos (CLDH), en representación del periodista y activista ecuatoriano, Fernando Villavicencio Valencia, presentó en julio pasado, ante David Kate, Relator Especial de la ONU para la Promoción y Protección de la Libertad de Expresión y Opinión, una acusación en contra del gobierno de Rafael Correa, por la constante violación a sus derechos, persecución política, policial y, por graves atropellos e injerencia del Ejecutivo en los procesos legales que ha sufrido el activista, desde hace más de año y medio, cuando se ejecutó un violento allanamiento a su vivienda, a la del asambleísta Cléver Jiménez y su despacho, bajo una falsa acusación de espionaje.

La denuncia sostiene que el gobierno de Correa vulneró el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, al haber actuado como lo hizo en contra de Fernando Villavicencio, más aún, al haber desacatado las Medidas Cautelares de la CIDH, entidad que pidió la suspensión de la sentencia en contra del comunicador social y sus dos compañeros, en marzo de 2014 y, por el contrario desató una inhumana persecución política y policíaca que los obligó a sobrevivir un año en el exilio y la clandestinidad. El Estado Ecuatoriano optó por desconocer las medidas cautelares ordenadas por la Comisión y de este modo, su presidente, Rafael Correa, continuó con el proceso de ejecución de la sentencia, señala el texto. El CLDH sostiene que al haberse declarado la prescripción de la pena principal, se encuentra prescriptas también las penas accesorias (Pago de $140 mil dólares y disculpas públicas), sin embargo, el Presidente ha iniciado un nuevo proceso penal, en contra de Villavicencio, por supuesto desacato a la justicia, y pretende nuevamente sentenciarlo a prisión.

En referencia a las acusaciones de espionaje, argumento con el cual el gobierno ejecutó el allanamiento, el CLDH destaca que todo fue una maniobra para justificar una incursión violenta que le permitiera al Gobierno, apropiarse de información particular sobre varios casos de corrupción que Villavicencio investigaba. Entre las pruebas, Villavicencio señala que el 2 de noviembre de 2013, Rafael Correa, dispuso a Pablo Romero y Rommy Vallejo, de la Secretaría Nacional de Inteligencia – SENAIN, que investiguen a Villavicencio y Jiménez. Semanas después, el 26 de diciembre de 2013, a la media noche, la Fiscalía, junto a una decena de policías de elite GIR, fuertemente armados y varios agentes de inteligencia, incursionaron en los domicilios y en la Asamblea, por petición de Rafael Correa y Alexis Mera. Horas después del allanamiento, el Presidente Correa y su asesor Jurídico, dijeron haber encontrado “cosas terribles“, dejando en evidencia que se había violado la cadena de custodia y el debido proceso. Hasta hoy no han hecho públicas las “cosas terribles“.

Pero, fueron las propias autoridades acusadoras quienes confirmaron la falsedad de la acusación, al señalar días después que el supuesto hackeo de los mails de la Presidencia, había sido realizado hace un año por la compañía Chevron y no por los acusados.

La denuncia a la ONU también se refiere a un proceso penal que sigue Petroecuador en contra de Fernando Villavicencio, por el libro Ecuador Made in China, una investigación que reveló por primera vez uno de los mayores casos de corrupción, como es la reventa en el mercado norteamericano, del petróleo ecuatoriano entregado a Petrochina, a través de traders privados, generando pérdidas de 2 dólares por barril al país.

 

Otro tema denunciado a la Relatoría es una acusación penal del ex asesor de seguridad de Rafael Correa, Jaime Sánchez Yánez, hermano de Luis Eduardo Sánchez Yánez, representante de la empresa Fondo Global de Construcción FONGLOCONS, acusada de lavado de activos y exportaciones ficticias a Venezuela a través del Sistema Sucre. Villavicencio difundió un tuit en el cual se señala la relación familiar de los dos ciudadanos y que actualmente Jaime Sánchez, trabaja en el Ministerio del Interior.

Parte de las solicitudes realizadas a la Relatoría, son las siguientes:

· Enviar una comunicación urgente al Estado de Ecuador, dando a conocer esta denuncia y solicitar se atienda y protejan los derechos del Sr. Villavicencio.

· Recordarle al Estado de Ecuador sus obligaciones respecto a la libertad de expresión.

· Solicitar una urgente visita al Estado Ecuatoriano para estudiar la situación general sobre la protección de la libertad de expresión.

· Solicitar un informe al estado de Ecuador sobre los medios utilizados para cumplir con sus obligaciones de protección de la libertad de expresión consagradas en la Declaración Universal de Derechos Humanos, el Pacto internacional de Derechos Civiles y políticos, la Convención Americana de Derechos Humanos, la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos y las directrices desarrolladas por ésta Relatoría especial en sus informes anuales.

· Solicitar un informe al estado de Ecuador sobre la existencia de mecanismos de vigilancia sobre el Sr. Fernando Villavicencio y su familia y colegas.

· Solicitar al Estado de Ecuador un informe sobre las condenas existentes por supuestos daños a la reputación de funcionarios públicos por parte de periodistas críticos, políticos y/o ciudadanos en general.

· Emitir una carta pública al Estado de Ecuador en la que inste a la cesación de la persecución de las voces críticas.

 


¿Quién es Fernando Villavicencio?

Ecuatoriano, casado con Verónica Saráuz; padre de tres hijos: Amanda, Tamia y Martín; periodista, escritor, investigador de temas de corrupción, activista social y político. Ha participado en varios movimientos sociales ecuatorianos desde los 16 años de edad, en particular fue dirigente de la Coordinadora de Movimientos Sociales, y líder de los trabajadores de la empresa estatal Petroecuador.

Desde la investigación periodística y el análisis ha contribuido con importante información respecto a la política hidrocarburífera. Tuvo una especial participación en la investigación de decenas de casos de corrupción en materia petrolera, minera, eléctrica y telecomunicaciones, formuladas ante los organismos de control del Estado.

Desde los 18 años se vinculó al periodismo, trabajando en importantes informativos de radio. Ha compartido sus investigaciones periodísticas, ensayos y trabajos de opinión, en importantes medios nacionales y extranjeros, como Revista Vanguardia, Diario El Universo, Revista Plan V, Focus, Rebelión, Argenpres, entre otros.

Es autor y coautor de diez libros, entre los que se destacan:
 

· “La Rebelión del Arcoíris”, referido a la movilización indígena del año 2000 que devino en el derrocamiento del gobierno de Jamil Mahuad.

· “Ecuador Peaje Global”, en el cual se analiza el giro del gobierno de Rafael Correa hacia las economías emergentes BRIC, en especial el poder de China y el rol de la compañía Petrobras en contratos cuestionados en el Ecuador.

· “El Discreto Encanto de la Revolución Ciudadana”, un libro que contiene varias investigaciones sobre casos de corrupción del gobierno de Rafael Correa.

· “Ecuador Made in China”, libro que revela la intermediación que hace la empresa Petrochina y su brazo comercializador Taurus Petroleum, con el petróleo ecuatoriano, el cual el lugar de ser llevado a las refinerías en China, como señala el Convenio de Alianza Estratégica, es revendido en el mercado norteamericano, en especial a la refinería de Chevron Productos en California. Esta intermediación le deja al país una pérdida de entre 2 y 3 dólares por barril.

· ¨Los secretos del feriado bancario¨, en el cual se revelan los secretos de uno de los más significativos perjuicios económicos a la economía nacional, como fue el feriado bancario de 1999.

· “Sarayaku, la derrota del jabalí“, un libro testimonial de la persecución que sufrió Villavicencio en el pueblo indígena de Sarayaku, por parte de los aparatos de represión del gobierno de Rafael Correa.


Fernando Villavicencio